19 diciembre 2006

EL TELÉFONO DE BALTASAR

Los niños son chantajistas por naturaleza, pero llegados a estas fechas tan señaladas hay posibilidad de pagarles con la misma moneda cuando te ponen las pilas, algo que sucede una vez cada media hora, más o menos. Mi recurso durante los primeros años era simple y eficaz: convertía mi mano izquierda en un auricular de teléfono estirando los dedos pulgar y meñique y amenazaba con llamar a Baltasar. “Esto es un teléfono mágico -les decía a mis hijas-; los papás tenemos línea directa con los Reyes Magos, así que bromas, las justas”. Durante las Navidades siguientes ya no colaba el truquito de la mano y tuve que recurrir al móvil: para ello copié “Baltasar” en el listado de nombres junto a un número falso, porque mi hija mayor quería verificar el asunto. En una ocasión tuve que fingir una conversación con el mago de Oriente e incluso me jugué un órdago: “Toma, hija, Baltasar pregunta por ti”. No quiso ponerse y prometió portarse como una santa el resto de las vacaciones.
Este año, reedición del pulso. Como ambas están en plena edad del pavo infantil (8 y 5 años) y se vienen arriba cuando menos te los esperas, hay que tirar de contactos.

-Como no os lavéis los dientes de una vez y os vayáis a la cama llamo a Baltasar.
-¡Venga ya! -exclamó mi hija pequeña.
-¿Ah, sí? Pues ahora mismo le llamo...
-Vale. Quiero hablar con él.

Tuve que improvisar un plan B.

-Bueno, he perdido su número, pero lo conseguiré. Mañana mismo le telefoneo desde el trabajo.
-Mentira, mentira, mentira...
-Oye, mona, que papá es periodista y tiene acceso a esa información. ¿Sabes lo que es un periodista?
-Sí, esos plastas que hablan en la radio cuando nos llevas al cole por la mañana.

Tierra, trágame.

Por cierto... ¿alguien tiene el teléfono de Baltasar?

2 comentarios:

Elliot Ness dijo...

Reconoce que la salida de lo de "los plastas que hablan en la radio" es muy buena. Por cierto, ¿algún día nos confesarás qué plastas escuchas tú por las mañanas?

Te propongo un Plan C: mandar un fax o similar a Baltasar. Así te evitas el rollo interactivo que acarrea toda llamada telefónica.

Hubo un tiempo en que muchos políticos se cagaban encima ante las amenazas de llamar al Baltasar de la Audiencia Nacional y contarle sus fechorías. Los tiempos cambian. El Baltasar vedette ya no es el que era...

Mike Muddy dijo...

Confieso: escucho Onda Cero y, cuando ponen publicidad, "zapeo" un poco, pero enseguida vuelvo con Carlos Herrera. Y cuando los tertulianos pontifican más de la cuenta me voy a Kiss FM.