04 febrero 2008

¿Y POR QUÉ NO SE DISUELVE LA ACADEMIA DEL CINE?

Estaba jugando a la PSP con la gala-mitin de los Goya haciéndome compañía cuando Alberto San Juan, premiado por una película de la que desconocía su existencia, me hizo levantar la vista de la consola. El tipo pidió "la disolución definitiva de esa cosa que se llama Conferencia Episcopal". Aplausos y risas en la sala. Claro, cómo iba a pedir el de Animalario la disolución de ETA. La gala del lobby de los cómicos españoles (ellos se lo guisan, ellos se lo comen) es un tostón que cada año ve menos gente, como las propias películas: la ganadora de este año, "La soledad" (también primera noticia, lo siento), ha cosechado unos 40.000 espectadores, lo cual no significa que sea mala, ni buena. Desde el "no a la guerra" tienen más interés las andanadas políticas de los cómicos que los galardones, porque el lobby sí tiene derecho a la libertad de expresión y a la subvención, son los representantes de la cultura en este país y, además, pontifican desde una indiscutible autoridad moral. Se lo tienen bien merecido los obispos por meter la pata, y el PP por responsabilidad subsidiaria. Hemos pasado del cordón sanitario a la disolución. Pero a lo que iba: a mí me da igual que los cómicos se monten una cutrefiesta para que ellas luzcan vestidos de Carolina Herrera, Dolce & Gabbana o Versace, tratando de imitar a los odiados yankis; que hagan pelis que duran dos semanas en cartel (algunas ni se estrenan) o, incluso, que nos sermoneen para que vayamos más al cine (al suyo)... siempre que no me cueste dinero. Como sí me cuesta, y apenas me interesa una de sus producciones al año... ¿por qué no se disuelve la Academia o, al menos, se convierte en un club autosuficiente? Total, Almodóvar y Garci hace tiempo que pasan de ella.

1 comentario:

Paella´s winner dijo...

Puesto que la gala era de noche y entre tanto ESCOTE( el sexo da hambre), PARTIDITA ( el estrés de pasar de nivel da hambre)y PARIDA(la indignación de ver al barbas ese del que circula un video calzándose una tía en la playa diciendo lo que citas da hambre)supongo que te apretarías un par de madalenas mientras pensabas como darle forma al artículo de hoy.