13 septiembre 2006

RUBIANES SON TODOS

El cómico que llamó puta a España cuenta con la solidaridad de los progres. El triste Montilla le incluye "en la cultura catalana que hay que proyectar en el mundo, Madrid incluido". Cultura con mayúsculas: "Que se metan a España en el puto culo a ver si les explotan los huevos". Las juventudes socialistas marcan la tendencia otoño-invierno con las camisetas "Tots som Rubianes". En efecto, Rubianes son todos.

2 comentarios:

Elliot Ness dijo...

Lo de Rubianes es un ejemplo de lo que hay que hacer cuando el talento no da más de si. Un cómico mediocre en boca de todos. Grandes dosis de publicidad gratuita. Espero que con lo que saque en sus espectáculos en Cataluña tenga para comer, porque en el resto de España pocos le van a ir a ver...

Lo de las juventudes socialistas, pues en su línea. Te propongo algo de periodismo de investigación: averigüemos si este personaje es el mismo que llevaba el pañuelo palestino en Alicante junto a ZP.

Si tuviera tiempo me haría una camiseta donde pusiera "España somos todos", y perseguiría a ZP en sus mítines cual aficionado al ciclismo detrás de Indurain en el Tourmalet...

Hablando de Indurain, tú que eres gran aficionado a este deporte, ¿crees que su "repentina" retirada presagiaba la caza de brujas anti-dopaje que se inició poco después de su marcha?

Mike Muddy dijo...

Sobre la retirada de Indurain pesan varias teorías, y ésa que apuntas no es disparatada. Como sabes, su médico personal era Sabino Padilla, involucrado recientemente en el "caso Gurpegui". No descarto que Indurain se aprovechara de algunos "adelantos médicos", aunque no creo que fuera hasta los topes como alguno de sus rivales, como Berzin, Ugrumov, Rominger y otros de la "cuadra Ferrari", el polémico médico italiano.
Mi teoría: se dopara o no, el caso es que se le acabó la gasolina, su parienta le empezó a presionar para que abandonara, y él se asustó con los hábitos de gente como Bjarne Rijs, que iba hasta los topes de EPO (no se me olvidará su subida a Hautacam con plato grande y echando espuma por la boca). Si a eso le sumamos que llevaba cinco Tours consecutivos... ¿para qué arriesgar la salud y la reputación?