14 noviembre 2006

TODOS SANTOS

“Paz, paz, paz...”. Con este saludo entraba un compañero, todo un clásico, ya jubilado, en la redacción de ABC. “Paz, paz, paz...”. Hacía el paseíllo con la palma de la mano por delante y la gente sabía que Garrido había llegado; se encargaba, entre otras cosas, de hacer el casado, es decir, de repartir las páginas del periódico (se supone que de acuerdo con los jefes, aunque yo creo que hacía de su capa un sayo), y como era imposible contentar a todos había quien le esperaba con el cuchillo entre los dientes. ¿Llegaría por ese motivo con la palabra “paz” en la boca? Tengo que preguntárselo.
“Paz, paz, paz...”. Zapatero entra en los foros internacionales con la misma cantinela que Garrido en la redacción de ABC. Foros bastante sui géneris, como toda la política exterior de su Gobierno. “Paz, paz, paz...”. En Estambul se encontró con su colega Erdogan, que por meter a Turquía en la UE le hace los coros a ZP y lo que haga falta, menos darle un barniz democrático a su país. Sostiene el presidente que su Alianza de Civilizaciones no es un proyecto ingenuo ni bienintencionado. Claro que no: propone nada menos que la autocensura para no ofender a los musulmanes. ¿Qué hay de “buenismo” es esto? Hace tiempo escribí que este personaje carece de ideología y de escrúpulos, y que tras su sonrisa bobalicona se esconde un irresponsable, capaz de encomendarse a Dios y al diablo con un minuto de diferencia. Vamos, que lo de “Bambi” es una pose, pura fachada para vender un producto vacuo, sin sustancia. Mucho talante, pero poco fundamento. Lo malo es que media España ha comprado la mercancía: por auténtica ingenuidad, por pereza o por la etiqueta progre. Lo peor es que ETA no la ha comprado.
Total, que todos santos. Buen rollo. No nos metamos con el moro, no vaya a ser que se mosquee y nos vuele unos trenes. La Reconquista fue un error. Occidente no es mejor con sus mujeres que Oriente. Hay que frenar a quien recurre a la guerra, pero matizando: leña a Bush y vaselina a Ahmadineyad, que quiere borrar a Israel del mapa (algo habrá hecho). Organicemos intercambios, competiciones deportivas y hasta rezos comunes. ¿Y en casa? Pues lo mismo. Una política de inmigración coordinada (ya hemos dado un gran ejemplo de ello). De Juana, el de las 25 muescas en la culata, “está en el proceso”. “Paz, paz, paz...”. Todos buenos, todos santos, todos reinsertados...
¿Todos libres?
Decía Garrido a la hora del cierre, en un taller que era una jungla de becarios y montadores, de gritos y prisas, que “la auténtica prueba de que Dios existe es que ABC sale todos los días”. Podría tal vez Dios auspiciar la ocurrencia de Zapatero, que tiene mal pronóstico...
Eso sí, sin descuidar a ABC.

3 comentarios:

Elliot Ness dijo...

ZP se la ha jugado a dos cartas: "paz" con ETA en política interior; y "alianza de civilizaciones" en la exterior.

Lo curioso de esto es que ninguna de las dos estrategias es original suya. Vamos, que plagia más que los Milli Vanilli en sus mejores años. La primera es una evolución edulcorada y empalagosa de los GAL. La segunda es una idea del infame Jatami iraní (que al lado de Ahmedineyad, parecía la hermana Teresa).

Pues nada, a seguir tragando.

el páharo dijo...

Amigo alcalde del Pueblo de Ballenas: creo, en mi modesta opinión, que tu ABC necesita algo más que la intervención de Dios para salvarse... ojalá me equivoque, por tí y por otros viejos conocidos que tengo por allí.

Anónimo dijo...

Abundan los pájaros de mal agüero en este blog. Podían mirar debajo de sus respectivas alas, por si llevan el ácido bórico engatillado.