06 noviembre 2006

CAGANER RETURNS

Debe joder ganar dos elecciones –las segundas por once escaños de diferencia sobre tu principal rival– y quedarte sin tocar pelo y con cara de bobo, aunque tengas peinado y perfil a la antigua usanza hollywoodiense. Pero así son las cosas, Arturito. Si pensabas que el charnego tristón iba a sacrificarse por Zapatero estabas muy equivocado. Así que aquella famosa foto en Moncloa, amplia sonrisa y alto el mentón, cuando el presidente y tú diseñasteis un camino de rosas a partir del Estatut, ha girado al sepia en menos que se chupa un espárrago. No sé si Montilla toma mucha nocilla o pinta más bien poco, pero comunícale ahora a los cargos públicos del PSC que se acabó el pastel... Ni hablar, aunque haya que pactar otra vez con el diablo. El problema de muchos políticos españoles es que no podrían dedicarse a otra cosa (en Cataluña este mal es endémico). La pirueta no le ha podido salir peor a ZP: tiene a Carod-Rovira como hombre fuerte del resucitado tripartito y a CiU como novia despechada. Los mafiosetes de ERC van tomando posiciones. Los alimentó Pujol, que asiste alarmado en su vejez –mientras se completa su transfiguración en Yoda– cómo los independentistas les comen el terreno a los convergentes, y la genialidad de Zapatero los ha lanzado definitivamente al estrellato.
El caganer ha vuelto. Y esta vez para quedarse.

1 comentario:

Elliot Ness dijo...

¿No se adelantaron las elecciones catalanas por la insostenibilidad del tripartito? Y ahora parece que van a estrenar la segunda parte. Como siempre se ha dicho, segundas partes nunca fueron buenas. Y peor aun cuando la primera fue nefasta. Esto empieza a oler a secuela barata tipo Rambo. Y mientras tanto Yoda ve como su Obi Wan mosqueado bastante está. Esto lo cogen los Monty Pithon y montan un sarao para partirse... Aunque reconozco que yo he sido más de Benny Hill.

Bueno, siempre nos quedará Horatio...