29 abril 2010

UN DRAMA HUMANO

"Por favor, por mis hijos, venid a bajarme". Un hombre exhausto a 7.600 metros de altura, paralizado por un edema cerebral. Quizás llegó tarde a la cumbre, quizás debió renunciar. Sus compañeros, desesperados, ofrecen una fortuna a los sherpas de la expedición de Miss Oh para intentar el rescate. Duras acusaciones de Juan Oiarzabal, para quien la solidaridad ha desaparecido de las montañas. Un héroe, el rumano Horia Colibasanu, que hace dos años vio morir en el mismo escenario a Iñaki Ochoa de Olza, intenta el auxilio. Un helicóptero saca a los supervivientes del infierno y busca, en vano, al alpinista perdido. Y, finalmente, el silencio. La muerte. La montaña se ha quedado para siempre con Tolo Calafat, y no es algo que pueda despacharse como si una nevada hubiera bloqueado a varios vehículos en el Páramo de Masa. No se trata de valorar un suceso protagonizado por supuestos chiflados. Se trata de no ser miope ante un drama humano con más aristas que el Annapurna, la Diosa de las Cosechas, terrible cosechadora humana.

1 comentario:

Diario 2011 : El Futuro Ya ! dijo...

Hola, te invito impunemente a conocer DIARIO 2011. No te vas a arrepentir :

http://diario2011.blogspot.com

Saludos !