21 septiembre 2009

AQUÍ, UNOS AMIGOS AMIGOS (CUARTA PARTE)

Decía ayer Iturriaga en la retransmisión de la final del Eurobasket que lo fácil es quitarle importancia a lo que está haciendo este equipo. "Como cuando Indurain ganó el quinto Tour". Parece fácil, son muy buenos, pero el camino hacia el oro ha estado sembrado de minas. Derrotas, ansiedad y salidas de tiesto. Como en este país merece el cadalso el que un minuto antes merecía un altar (y viceversa), la diferencia, al final, ha estado más en el compromiso que en la indudable calidad Pau y compañía. Que estos tipos merecían el beneficio de la duda queda patente en tres post precedentes (Aquí, unos amigos 1, 2 y 3). Como no nos vamos a ver en otra igual... que esta amistad dure todo el tiempo posible.

1 comentario:

javier, el de los videojuegos dijo...

Buenas. Fue muy emocionante ver a Bill Russell y Oscar Robertson aplaudiendo a la mejor selección FIBA de todos los tiempos. Retro y nostálgico que es uno (http://juliusbird.blogspot.com y http://fingerroll.blogspot.com como dos botones de muestra). Ganar siempre puede cansar a veces, jugar de fábula y con alegría nunca.
Yo soy del Estu por eso precisamente, aunque hace mucho que no ganamos ni a las chapas. Para sufrir ya está la vida, esto es un juego. Tú que eres del Atleti (club a veces hermanado con el Estudiantes, quizá por el hipotético antimadridismo, aunque creo que en cuanto a filosofía están en las Antípodas) igual compartes lo que dijo Juan Luis Cano sobre ser colchonero como una imitación a la vida, con sus miserias y angustias. ¿No es mejor que el deporte y el juego sirvan precisamente para lo contrario, para alegrarnos la gris existencia de vez en cuando y no prologar el sufrimiento? Bueno, tontunas que tiene uno a la hora de comer.
Un abrazo, maese